Monumentos
Naturaleza

 

La Gastronomía de Valderrobres fundamenta sus raíces en productos tradicionales de alta calidad y formas de elaboración que se han transmitido de generación en generación durante siglos.
 Dos de los pilares fundamentales de esta gastronomía tradicional son el aceite y el vino.
El cultivo del olivo lleva siglos siendo uno de los principales motores de la agricultura y por tanto de la economía de la comarca. El buen hacer en el cuidado de los árboles y en los procesos de recogida y refinado de la oliva, dan al aceite de Valderrobres (incluido en la denominación de origen Bajo Aragón) un sabor y una distinción premiada y reconocida en los mercados nacionales e internacionales y lo convierten en un ingrediente básico y especial en la elaboración de los mejores platos.
En cuanto al cultivo de la vid, los valderrobrenses han elaborado tradicionalmente vinos a partir de sus propias viñas, lo que le ha dado a  la localidad un buen numero de bodegas que producen excelentes caldos.
En  1959 se creó la Bodega Cooperativa,  que aglutinó a muchos pequeños productores y  a día de hoy ha conferido al vino de Valderrobres una amplia proyección y difusión.

En Valderrobres siguen cultivándose muchos huertos que aportan una rica variedad de verduras y hortalizas. Así mismo existen algunas plantaciones de cerezas, manzanas y melocotones, cuyos productores comercializan sus frutos en la localidad, donde pueden adquirirse durante la época de su recolección.
La ganadería local ha sido de tradición ovina, dando lugar a algunos de los platos típicos de la zona, como las costillas asadas o rebozadas y el ternasco preparado con el aceite local y otros aliños tradicionales. También ha sido tradicional la cría del cerdo en el seno de la familia. Cría que en la actualidad se ha industrializado, pero que sigue manteniendo una gran calidad en la elaboración de jamones y embutidos (butifarra de cebolla, butifarra de arroz, chorizo, longaniza, “gueña”).

Otro elemento fundamental en la gastronomía de Valderrobres y su comarca son sus dulces y postres. La mayoría cuenta con ingredientes básicos producidos en la localidad, como las almendras, la miel, las avellanas o las nueces… Estos postres se consumen todo el año, pero algunos se elaboran especialmente para algunas festividades o épocas del año. Entre los más populares están los almendrados, los mantecados, las casquetas ( pequeñas pastas rellenas de calabaza hervida con miel), las magdalenas, los carquiñoles y los "crespells" (hoja de borraja rebozada con miel)

La irrupción de nuevos establecimientos hosteleros y la esmerada labor de recuperación culinaria han servido para crear una amplia oferta gastronómica en la que se combinan los elementos tradicionales y la cocina de vanguardia.

Página web creada por la fundación Valderrobres Patrimonial
Plaza de España nº 1 44580 Valderrobres (Teruel) castillodevalderrobres@yahoo.es - 679634438